LAS ISLAS GALÁPAGOS, UN PARAÍSO NATURAL EN EL PACÍFICO

En pleno Océano Pacífico y a casi mil kilómetros de la costa de Ecuador, se encuentra el archipiélago de Colón, más conocido como Islas Galápagos, un sitio de indescriptible belleza y gran importancia por la enorme cantidad de especies endémicas que las habitan. Los turistas que tienen la fortuna de conocer este lugar se encantan con la increíble riqueza de la flora y la fauna local.

Las ‘Islas Encantadas’, como son conocidas, se han formado hace millones de años, debido a la actividad volcánica existente en el fondo del mar. En total, son trece islas grandes y seis pequeñas, además de 107 rocas e islotes, donde viven muchos mamíferos, aves y reptiles que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. Se trata de un ecosistema tan valioso que el 97,5% del archipiélago está protegido como reserva natural.

Galápagos tiene cerca de 25.000 habitantes, de los cuales la mayor parte (unos 10.000) viven en Puerto Ayora, la ciudad de mejor infraestructura turística de todo el archipiélago. Allí se puede visitar la Estación Científica Charles Darwin y la Bahía Tortuga, un excelente lugar para observar pelícanos, garzas, iguanas, leones marinos, cangrejos y tortugas gigantes, además de servir para la práctica del snorkeling. El hermoso camino para llegar a este sitio tiene 2,5 km y debe ser recorrido a pie.

Puerto Ayora queda en la Isla Santa Cruz, conocida por sus túneles de lava y la presencia de tortugas y tiburones en sus aguas cristalinas. Allí también se encuentra el Cerro Dragón, habitado por iguanas en las rocas y flamencos en las lagunas. Otra isla repleta de iguanas es Baltra, donde se practica surf y buceo y que está separada por el Canal de Itabaca, cruzado por varios taxis acuáticos que realizan el servicio de pasajeros.

En la Isla Santa Fe, el turista encuentra precipicios costeros frecuentados por gaviotas, bosques de cactus y lagartijas de lava. La Isla Genovesa es la ideal para observar las más diferentes especies de aves, mientras la Isla Floreana tiene la presencia de tortugas marinas, flamencos e incluso pingüinos naturales de Galápagos.

Los lobos marinos pueden ser encontrados en las islas Pinzón, Bartolomé y Santiago. Esta última también registra la presencia de tiburones, delfines, flamencos y focas peleteras. Muy cerca de la Isla Darwin, se sitúa el Arco de Darwin, una interesante formación rocosa natural. En varias de estas islas, es posible también observar flujos de lava y una intensa actividad volcánica.

Galápagos es un destino recomendable para apreciar la naturaleza, maravillarse con los paisajes y practicar deportes acuáticos. Pero es también el sitio ideal para tomar conciencia acerca de la importancia de la preservación ecológica. Los amantes de la fauna marina no deben perderse la oportunidad de conocer estas islas, especialmente en su temporada de calor, de diciembre a mayo, cuando el clima es más agradable y las diferentes especies pueden ser vistas en mayor abundancia.

Fotos: Modest and Jill Janicki; Sura Ark; Water Planet  (todas en Flickr)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Outlet Roermond

Leave A Response

* Denotes Required Field