EL PARAÍSO CARIBEÑO DE CURAZAO

Curazao es uno de esos sitios que basta con decir su nombre para que lo primero que nos venga a la mente sean playas hermosas, mar de aguas cristalinas y paisajes de ensueño para descansar y relajarse. Pues es justamente eso con lo que el turista se encuentra en esta isla ubicada en pleno Mar Caribe, a unos 50 km al norte de Venezuela y al sureste de otro paraíso de la región, Aruba.

Curazao, que oficialmente es País de Curazao y que en neerlandés se escribe Curaçao, es un país autónomo de los Países Bajos, que hasta hace poco (2010) pertenecía a las Antillas Holandesas. La capital Willemstad es la más importante ciudad curazoleña y tanto su puerto como su centro histórico han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El clima semiárido, con pocas lluvias y temperaturas de 26º a 29º en promedio durante todo el año, refuerzan la vocación turística de este lugar.

La rica costa curazoleña tiene entre sus playas más bonitas Boka St. Michiel, que tiene un club de buceo con buena infraestructura, además de opciones gastronómicas que permiten al turista disfrutar de un pescado preparado a la moda local. En Cas Abao, arenas blancas, aguas transparentes y lindas palmeras esperan al bañista, que se encuentra con cabañas dispuestas a lo largo de la arena, espacio para masajes y arrecifes que convierten este sitio en el lugar ideal para el buceo y el snorkel.

Una de las playas más hermosas de toda la isla es Kenepa, un paradisíaco sitio que permite acampar y disfrutar de su mar de inigualable belleza, sin duda una de las mejores vista de Curazao. La Playa Forti no se queda atrás, con sus piedras, arena gruesa y ausencia de árboles, lo que la hace ideal para agarrar color y obtener un bonito bronceado. Otras playas muy recomendables son la Playa de la Bahía, muy buscada por familias y practicantes de deportes náuticos, y la Playa Porto Mari, un paraíso natural deslumbrante.

Sin embargo, la playa más larga y también una de las más visitadas es Klein Curazao, una pequeña isla que asegura vistas maravillosas y momentos inolvidables, así como el paseo por el centro de la capital y su arquitectura fantástica, su gastronomía y sus costumbres que mezclan valores europeos y africanos. Este es un viaje muy recomendable para quienes buscan un sitio de tranquilidad y belleza natural y cultural en el Caribe.

Fotos: Willemstad, por Jessica Bee; Cas Abao, por Gisele Porcaro; y Playa Kenepa, por Pablo H (todas en Flickr)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave A Response

* Denotes Required Field