CURITIBA, LA CIUDAD MODELO DE BRASIL

Capital del estado de Paraná, en el sur de Brasil, Curitiba es considerada una ciudad modelo en ese país, gracias a sus líneas modernas, innovaciones urbanísticas, excelente sistema de transporte y aspecto cosmopolita, que la acerca a una urbe europea. Asimismo, dispone de bonitos atractivos turísticos que conoceremos ahora.

El alto nivel de vida de la ciudad se nota en la calidad de sus hoteles y restaurantes, así como en la intensa actividad cultural y en las bonitas plazas y bosques que están por todos lados. Para los que desean disfrutar de su vida nocturna, hay tradicionales bares en el centro y también discotecas en el barrio de Batel; mientras tanto, los que quieren hacer compras pueden esperar el domingo para realizarlas en la feria del Largo da Ordem.

La oferta cultural también es muy buena en la capital paranaense. El ya mencionado Largo da Ordem es un lindo lugar para visitar, no solo por sus bares y su vida bohemia como también por sus hermosas construcciones del siglo XVIII. Se destacan la Casa Romario Martins, la Casa Roja, el Palacio Garibaldi y la Iglesia de la Orden Tercera de San Francisco de Chagas, que alberga además el Museo de Arte Sacra.

Hablando de museos, no son pocos los que merecen la visita en Curitiba. Uno de ellos es el Museo Oscar Niemeyer, que tiene uno de sus edificios diseñado por el genial arquitecto brasileño. A su vez, el Espacio Perfume es el primer museo de ese tipo en el país, mientras el Museo Paranaense recuerda la historia del estado. El Museo Ferroviario y el Museo del Automóvil son otras dos buenas opciones.

Por su parte, el Teatro Ópera de Arame —erigido sobre un lago— es un símbolo de Curitiba por su impresionante diseño y belleza. Otra linda construcción es el Paço da Liberdade, que mezcla varios estilos arquitectónicos, destacándose el art noveau. Si la idea es más bien disfrutar de las áreas verdes de la ciudad, lo ideal será aprovechar las sendas del Jardín Botánico, del Barigui y del Parque Tanguá.

Otra opción turística es el barrio de Santa Felicidad, donde tradicionales cantinas sirven ricos platos y bebidas al mejor estilo italiano. Desde Curitiba es posible también conocer otros sitios próximos, realizando maravillosos paseos, ya sea bajando la Sierra del Mar en tren, disfrutando de hermosas vistas, o tomando el Camino de la Graciosa, todo adoquinado y cuyo trayecto reserva algunos de los paisajes más encantadores del sur brasileño.

Fotos: Teatro Ópera de Arame, por Lucas Gomes y Prestor (ambas en Flickr)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave A Response

* Denotes Required Field