SAN SALVADOR, UNA AGRADABLE CAPITAL CENTROAMERICANA

San Salvador es la capital y más importante ciudad de El Salvador, país pequeño en territorio pero grande en oferta turística. Esta urbe tiene más de 1,5 millón de habitantes en su región metropolitana, conservando un gran patrimonio histórico y cultural, y con la existencia de diversos monumentos e iglesias y muchos encantos en los alrededores.

La capital salvadoreña dispone de un clima cálido, con una temperatura que varía de los 18ºC a los 35ºC. Mientras el periodo comprendido de marzo a mayo suele ser ideal para quienes buscan una época de calor para visitar la ciudad, de mayo a octubre las condiciones pueden no ser tan óptimas, ya que se registra una mayor cantidad de lluvias durante esos meses.

El centro histórico de San Salvador es la zona donde el turista encontrará un mayor número de atractivos. Es allí donde se encuentran la Catedral Metropolitana del Divino Salvador del Mundo, ubicada al lado del Palacio Nacional de El Salvador, de estilo neogótico, neoclásico y renacentista. Otros edificios importantes son el Teatro Nacional de San Salvador, de diseño renacentista francés, y la Casa Dueñas, bella construcción de los años 20 donde vivieron y se alojaron diferentes personalidades.

La Plaza Gerardo Barrios o Plaza Cívica y la Plaza Libertad son dos de las más bonitas e importantes de la ciudad, que dispone asimismo de un interesantísimo circuito de templos religiosos. Los más destacables son la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús, hecha de madera y lámina y de estilo neogótico, la Iglesia El Rosario, de líneas muy modernas, la Iglesia El Calvario, dotada de riquísimos altares, y la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria, también de madera y lámina y cuyas columnas están talladas en estilo corintio.

Pero hay más atractivos en la capital, como el Monumento al Divino Salvador del Mundo. Se trata de la figura de Jesucristo sobre un globo terráqueo dispuesto por encima de un pedestal. El apacible Parque Simón Bolívar es otra excelente opción para hacer un paseo, así como es interesante conocer el bellísimo Cementerio de los Ilustres, donde están enterradas varias figuras notables de la historia salvadoreña.

En los alrededores de la ciudad, se encuentran también varias poblaciones con un encanto particular. Es el caso de la agradabilísima Panchimalco, que contiene incluso un mirador desde donde es posible avistar parte de la capital, y Aguilares, en cuyas cercanías están las Ruinas de Cihuatán, un antiguo santuario indígena. Cerros, ríos, exuberante vegetación y el imponente Lago de Ilopango son solo algunas de las maravillas accesibles a pocos kilómetros de San Salvador.

Fotos:  Palacio Nacional de El Salvador, por David Stanley; y Catedral del Divino Salvador del Mundo y Casa Dueñas, por Mario Pleitez (todas en Flickr)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave A Response

* Denotes Required Field