BARRANQUILLA, LA PUERTA DE ORO DE COLOMBIA

Situada en el norte de Colombia, la ciudad de Barranquilla es desde hace décadas uno de los principales destinos turísticos del país, debido a su belleza natural y a los múltiples atractivos encontrados en sus calles y barrios. Sol, lindos paseos y la simpatía de su gente invitan a visitarla durante la estadía en Sudamérica.

Uno de los puntos turísticos más visitados de la ciudad son las Bocas de Ceniza, que es el nombre por el que es conocida la desembocadura del Río Magdalena en el Mar Caribe. Muchos paseos pueden ser realizados en el lugar, ya sea en planchones, botes o lanchas, y también por tren sobre una línea férrea que permite una linda vista de este sitio. Asimismo, varios restaurantes se encuentran en la zona, proporcionando agradables momentos para los turistas, que pueden apreciar la rica gastronomía y el bello paisaje al mismo tiempo.

A su vez, el Muelle de Puerto Colombia, ubicado en el municipio vecino de mismo nombre, ha sido construido en 1893 y ya estuvo entre los más grandes de todo el planeta. Hoy sus ruinas pueden ser vistas por los visitantes, que también tienen la oportunidad de optar por un paseo en el zoológico de Barranquilla, que cuenta con más de 500 animales del mundo entero, pero con especial atención a la fauna colombiana.

Conocida como la “Puerta de Oro de Colombia”, Barranquilla es también pródiga en la oferta de compras y entretenimiento. Hay una gran cantidad de modernos centros comerciales en el centro y en el norte de la ciudad; en esta última se encuentran además muchos parques, hoteles y restaurantes. En la zona se destacan la Calle 98 y la Calle 84, conocida como la “calle de la rumba”.

En el centro, es obligatoria la visita a la Plaza de San Nicolás, de gran importancia histórica y donde se localiza la Iglesia de San Nicolás de Tolentino. También por esa zona se sitúa el Paseo de Bolívar, cuyo bulevar es un punto de encuentro de la población barranquillera. Al margen de la región central, es muy recomendable la ida al Parque Cultural del Caribe, compuesta por un museo, dos bibliotecas, un centro de documentación y un teatro al aire libre; y al Museo del Atlántico, que contiene un acervo pictórico y antropológico del departamento.

También se debe mencionar al estadio Romelio Martínez, que además de ser muy importante tiene en sus alrededores una feria artesanal donde se puede adquirir diversos productos de la región. Quienes se sientan atraídos por la música colombiana pueden ir a estaderos de salsa como La Troja y El Rincón Latino, y quienes quieran degustar los platos de la culinaria local deben hacer una visita a restaurantes como La Tiendecita y El Tremendo Guandú.

Foto: Plaza de San Nicolás, por Luis Hereira; y Bocas de Ceniza, por Denis Jacquerye (ambas en Flickr)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave A Response

* Denotes Required Field