SAN PEDRO DE ATACAMA, LA CAPITAL ARQUEOLÓGICA DE CHILE

Considerada la capital arqueológica de Chile y situada en la Región de Antofagasta, la comuna de San Pedro de Atacama es uno de los destinos turísticos más interesantes del norte de ese país. Se trata de una encantadora población ubicada cerca de la frontera con Bolivia y caracterizada por una increíble cantidad de atractivos, como géiseres, aguas termales, cerros y dunas en el desierto.

La comuna no tiene más que unos 5 mil habitantes, pero la afluencia de turistas de todo el mundo es grande durante el año entero. En el pueblo, dichos turistas se encuentran con atractivos como la Iglesia de San Pedro, erigida en 1745 y construida de piedra y adobe. También es imprescindible conocer el Museo Arqueológico Reverendo Padre Gustavo Le Paige, que contiene una impresionante colección de 450 mil registros arqueológicos y otros 100 etnográficos, de pueblos que habitaron la zona 15 mil años antes de Cristo.

Si el pueblo encanta por sus calles angostas y su bonita arquitectura, sus alrededores maravillan por su belleza y diversidad. El Valle de la Luna (a 12 km) es un santuario natural formado por una depresión rodeada de dunas y cerros, los cuales integran la Cordillera de la Sal, en la cual la erosión esculpió montañas de inusual forma y colorido. El sitio hace parte de la Reserva Natural Los Flamencos, que cuenta además con salares, lagunas, zonas arqueológicas y una exuberante flora y fauna, esta última compuesta por especies de vicuñas, zorros, halcones, cóndores y flamencos, entre otros.

Entre las hermosas lagunas existentes en la región, están la Laguna de Tara, la Laguna de Chaxa, la Laguna Miscanti y la Laguna Miñiques, que proporcionan vistas absolutamente fantásticas. Pero si hablamos de maravillosos paisajes, es imposible dejar de mencionar el Salar de Atacama, el más grande depósito salino de Chile y quinto mayor del mundo, habitado por guanacos, llamas y alpacas, y el Salar de Tara, ubicado a 4.300 msnm, en medio a los volcanes y dotado de un relieve sorprendente e inusual.

El recorrido prosigue por los Baños de Puritama, constituidos por aguas termales con propiedades medicinales y cuyas temperaturas van de 25ºC a 30ºC; el impresionante Volcán Licancabur, que posee una altura de 5.916 m y se ubica en la frontera con Bolivia, siendo un gran atractivo para montañistas y aventureros; y El Tatio, un campo de géiseres que propician un espectáculo impactante, con fumarolas que alcanzan los 85ºC, en este que es el grupo de géiseres más grande del hemisferio sur.

Además del Observatorio Astronómico ALMA, el mayor del mundo, situado a 5.000 msnm, diferentes atractivos se encuentran en las cercanías de San Pedro de Atacama: Pukará de Quitor, una fortaleza de piedra que se erige como importante vestigio arqueológico y de la arquitectura preincaica; la aldea de Tulor, cuyas casas de techo cónico fueron sepultadas por la arena y hoy hacen parte de un museo con mirador; y la aldea de Socaire, el lugar perfecto para apreciar el Salar de Atacama, que como se ve es solo una de las incontables maravillas de esta región chilena.

Fotos: Salar de Atacama, por Ndecam; San Pedro de Atacama, por Tom Soper; y Pukará de Quitor, por Dan Lundberg (todas en Flickr)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Primark

Leave A Response

* Denotes Required Field