EL MISTERIOSO Y FANTÁSTICO VALLE DE LA LUNA

La ciudad de La Paz, en Bolivia, es conocida por sus encantos naturales, su topografía inusual y su gran cantidad de atractivos. Entre ellos se destaca el majestuoso Valle de la Luna, una suerte de desierto de estalagmitas que se constituye en uno de los lugares más mágicos, misteriosos y espectaculares del país y, por qué no, de toda Sudamérica.

El Valle de la Luna está ubicado a 10 km del centro de La Paz y se puede llegar fácilmente a él a través de la carretera, que es la misma por donde se arriba al zoológico municipal. Muy visitado por los turistas, este sitio ha sido formado por la erosión que destruyó la parte superior de una montaña; como este terreno está compuesto de arcilla, la misma naturaleza se ha encargado de crear una verdadera obra de arte que encanta a los visitantes.

Una de las características de los cerros que bordean La Paz, más allá del hecho de que estén formados por arcilla, es que contienen minerales en diferentes proporciones, lo que les confiere un color siempre diverso, que varía desde el castaño claro hasta tonos más rojizos o morados. Esto provoca que en las faldas de los cerros se produzcan ilusiones ópticas muy interesantes para ser observadas por los turistas.

Esta franja de 200 km de extensión, localizada en el barrio de Mallasa y perteneciente a la Cordillera Real, también dispone de una variada fauna, compuesta por diversos insectos (en especial, avispas y abejas), vizcachas, lagartijas y algunas aves; asimismo, el valle también tiene una vegetación singular, con la presencia de arbustos, plantas medicinales y muchos cactus. En el camino hacia este sitio, a través de senderos de piedra y puentes colgantes, se llega al Cactario, donde se puede apreciar más de una treintena de especies y disfrutar de un espectacular panorama.

El Valle de la Luna es sin duda una de las formaciones geológicas más impresionantes del continente y merece ser visitado, incluso por la enorme facilidad de llegar hasta el sitio, ya que tiene la peculiar característica de encontrarse en el área urbana. Los vientos, lluvias y aguas subterráneas han esculpido picos, zócalos y cráteres que se asemejan al paisaje lunar, dando origen al nombre de este punto turístico que está entre los más fascinantes de Bolivia. Una experiencia que el turista aventurero no puede perderse.

Fotos: Valle de la Luna, por Leonora Enking (1 y 2); y Phil Whitehouse (3) (todas en Flickr)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags: , , ,

Leave A Reply (1 comment so far)

*


  1. nicolas
    2 años ago

    no conocía de la existencia de este valle, la verdad es que parece lo que dice su nombre, es como si se estuviese en la luna, con esos parajes tan desolados y solitarios.
    muchas gracias por hacernos seguir descubriendo nuevos mundos.

BÚSQUEDAS:

SÍGUENOS EN:

Encuéntranos en Google+.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN SEMANAL:

INFORMACIÓN DEL SITIO WEB: