LIBERIA: DE LO COLONIAL A LO NATURAL, BELLEZA DE COSTA RICA

Liberia es una ciudad del noroeste de Costa Rica, cabecera de la provincia de Guanacaste y un interesantísimo destino que tiene de todo: bellas y tranquilas playas con muy buena infraestructura, parques nacionales de variada fauna y flora, imponentes montañas y construcciones coloniales en el centro.

Situada a 215 km de la capital costarricense, San José, y a tan solo 75 km de la frontera con Nicaragua, Liberia tiene como puerta de entrada al Aeropuerto Internacional Daniel Oduber Quirós, el segundo más importante del país y que opera vuelos a Estados Unidos, Canadá, Inglaterra y Panamá, entre otros. El clima en esta ciudad es muy agradable, con diarias mínimas de 20ºC en invierno y máximas de 35ºC en verano.

Un detalle interesante de Liberia es que es frecuentemente llamada de ‘Ciudad Blanca’, gracias a la grava blanca que se utilizaba en otros tiempos para construir las calles de la ciudad, así como las casas coloniales que aún se pueden contemplar en muchos casos. En el apartado de construcciones religiosas, se destacan la Catedral de Liberia, de líneas inusuales, y la Ermita de Nuestro Señor de la Agonía, que data de 1850 y cuyas paredes son de adobe.

Entre los principales atractivos del centro de la ciudad, sobresalen la Calle Real, donde se puede apreciar la bella arquitectura de las casas coloniales, el Museo Pellejo e’Iora y el Museo Guanacaste, el primero de historia y arqueología y el segundo de tipo militar. Asimismo, se destaca la Casa Zúñiga Clachar, donde hoy funciona el Café Liberia y que cuenta con un bellísimo cielo raso.

También los recursos naturales son pródigos en la región y constituyen un atractivo más para el turista. Aquí tenemos que mencionar el Parque Nacional Rincón de la Vieja, habitado por 260 especies de aves, además de insectos y mamíferos y que alberga el volcán homónimo. Otra elevación importante es el Volcán Miravalles, mientras los parques nacionales Guanacaste, Santa Rosa y Palo Verde son igualmente muy bonitos; y las Cataratas Llanos del Cortés, bastante próximas, un espectáculo imperdible.

En la costa de Liberia, los encantos también son muchos. Hablamos de la Península de Nicoya, de lindas playas y acantilados frente al Océano Pacífico, de la Bahía Culebra, linda y apacible, y del Golfo de Papagayo, dotado de una oferta hotelera fantástica y de playas como Ocotal, Hermosa y Panamá. Allí también están las Playas del Coco, un popular destino de veraneo donde los atardeceres son maravillosos.

Foto: Bahía Culebra, en Liberia, por Apega71 (Wikipedia)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave A Response

* Denotes Required Field