LA FABULOSA ISLA DE LA MIEL, EN EL SUR BRASILEÑO

Rodeada por la Bahía de Paranaguá y situada en el Paraná, en el sur de Brasil, la Isla de la Miel (Ilha do Mel, en portugués) es un precioso lugar con 35 km de playas y formaciones rocosas, con maravillosas vistas que pueden ser apreciadas en un ambiente de increíble paz y tranquilidad.

Considerada uno de los principales puntos turísticos del Paraná, la Isla de la Miel está relativamente próxima a la capital Curitiba y posee algunas de las playas más lindas del estado. Todo esto en un marco de tranquilidad, aumentada por la ausencia de autos, aunque también de cajeros automáticos y de iluminación pública, por lo que es necesario cargar linterna de noche y llegar con suficiente dinero a la isla.

Entre las playas, destacamos la Playa de Fuera (Praia de Fora), una pequeña ensenada de piscinas naturales entre dos formaciones rocosas; una de ellas contiene un bonito faro. También está la Playa del Miguel, desierta y llena de vegetación; Playa Grande, sin infraestructura pero excelente para la práctica del surf; yla Playa (Praia do Limoeiro)

Prosiguiendo en el itinerario costero, encontramos la Playa de la Fortaleza, con 4 km de extensión prácticamente desiertos y maravillosas puestas de sol. La Playa del Faro es más indicada para los amantes del surf, mientras la Playa de Fuera de las Encantadas también se caracteriza por su enorme tranquilidad. Los que quieran diversión deberán optar por la Playa Encantadas, la de mayor animación y movimiento, ideal para los jóvenes.

Muchos son los encantos por conocer en la Isla de la Miel. Sobresalen la Fortaleza de Nuestra Señora de los Placeres, erigida en 1770, con cañones de esa época y con vista hacia el mar, y el Faro de las Conchas, de 1872 y al cual se llega a través de una escalinata que proporciona una linda panorámica desde lo alto. Hay que destacar también la Gruta de las Encantadas, llena de leyendas y misterios, y la Capilla de San Francisco, en la cima de un cerro.

Una buena manera de conocer la Isla de la Miel es de bicicleta o haciendo trekking. La Playa de las Encantadas, la Playa del Faro y la Villa de Nueva Brasilia son los mejores lugares para disfrutar de la gastronomía, sobre todo de los mariscos y las paellas. Por las noches, los más fiesteros pueden bailar al ritmo del forró y del reggae, los estilos musicales preferidos en los bares de la isla.

Foto: Isla de la Miel, por Luiz Gustavo Leme (Flickr)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave A Response

* Denotes Required Field