PARAMARIBO, UN PEDACITO DE HOLANDA EN SUDAMÉRICA

Paramaribo es la capital de Surinam y se encuentra a tan solo 15 km de la costa del Atlántico, siendo el principal destino turístico de ese país sudamericano. Su centro histórico lleno de edificios coloniales, templos de diferentes religiones y construcciones de estilo neerlandés hacen de esta una de las capitales más pintorescas e interesantes de la región.

Situada a orillas del Río Surinam, Paramaribo tiene tan solo 250 mil habitantes (400 mil en el área metropolitana) y conserva hasta hoy su aire colonial y de ciudad pequeña. La puerta de entrada a la capital es el Aeropuerto Johan Adolf Pengel, ubicado a 40 km de la ciudad y que conecta a destinos como Ámsterdam (Holanda), Puerto España (Trinidad y Tobago), Georgetown (Guyana), Caracas (Venezuela) y Belém (Brasil), entre otros.

El centro histórico de Paramaribo remite al turista a aquella villa colonial neerlandesa de los siglos XVII y XVIII, lo que le valió ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El original trazado de calles y la arquitectura que fusiona elementos tradicionales con técnicas más modernas aseguran una linda experiencia al transitar por esta zona.

La Onafhankelijkheidsplein (Plaza de la Independencia) es el punto central de la ciudad, y es también donde están ubicados el Palacio Presidencial y la Asamblea Nacional. Justo al lado, se encuentra el bonito Palmentuin Park (Parque de las Palmeras), lugar de confluencia de locales y foráneos. Estos últimos pueden alojarse en los varios hoteles situados en la capital, además de divertirse en sitios como el Suriname Palace Casino y el Suriname Torarica Hotel Casino.

Entre los museos, hay dos que se destacan de forma muy especial: el Surinaams Museum (Museo de Surinam) y el Numismatisch Museum (Museo de Numismática). A su vez, el Cupchiik Coliseum es uno de los edificios más representativos del área colonial de la ciudad, mientras el mercado es el sitio ideal de compras para los turistas, y los canales que cortan la zona dan la impresión de que nos encontramos en alguna ciudad holandesa.

También el Fort Zeelandia (Fuerte Zeelandia) debe figurar en el itinerario a realizarse por la capital surinamesa. Se trata de una fortaleza de principios del siglo XVII llena de historia, ya que en el pasado protegió a los colonos ingleses y holandeses. Pero además, en años más recientes, fue el sitio donde fueron encarcelados, torturados y ejecutados diferentes presos políticos.

En Paramaribo, una de las características más visibles y apasionantes es su enorme diversidad étnica y cultural, que incluye a grupos como los indígenas, los caribeños, los cimarrones, los javaneses, los criollos y los europeos, entre otros. Así, vale la pena conocer la Catedral católica de San Pedro y San Pablo, construida en madera, y la Mezquita Keizerstraat, así como la Sinagoga Neve Shalom, con suelo de arena, paredes de madera y considerada una de las más antiguas del occidente, datada de 1719.

Fotos: Calle Waterkant, por Чръный человек (Wikipedia); y Fort Zeelandia, por Bart van Poll (Flickr)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Primark

Leave A Response

* Denotes Required Field