LA BELLEZA DE LAS PLAYAS DE ESMERALDAS, EN EL NORTE DE ECUADOR

Ecuador es un país de incontables bellezas naturales, que incluye selva, montañas y costa. En esta última, ubicada en el extremo norte y haciendo frontera con Colombia, se destaca Esmeraldas, conocida como la provincia verde del país y uno de los principales destinos turísticos de esta nación sudamericana, debido especialmente a la belleza de sus playas.

La capital de la provincia, también llamada Esmeraldas, está a 318 km de Quito, fue fundada en 1526 y es considerada uno de los puertos más importantes de todo el Ecuador, destacándose, al igual que toda su región, por su exuberante y abundante vegetación. Su clima es bastante agradable, ya que en la temporada más calurosa (de noviembre a mayo) la temperatura promedio es de 28ºC, mientras que en los meses menos cálidos (de junio a octubre) esta desciende a los 21ºC.

Las playas de Esmeraldas son famosas por su hermosura y atraen a un sinfín de turistas todos los años. Entre los principales balnearios, es posible nombrar a Atacames, distante 38 km de la ciudad de Esmeraldas y 350 km de Quito. Una gran red hotelera, una vida nocturna fantástica, la venta de interesantes artesanías e incontables opciones gastronómicas la convierten en el lugar ideal para pasar vacaciones.  El coco loco (bebida hecha con base en agua de coco), en encocado de pescado (preparado con jugo de coco), el cebiche de camarón o de conchas y el plato marinero están entre las exquisiteces que se pueden probar en este sitio, muy visitado por los quiteños y donde las bebidas exóticas, la música y las fogatas encandilan a los turistas.

También en la región de Atacames, separada solamente por el Peñón del Suicida, de 80 metros de altura, se encuentra Súa, de playa tranquila, rica fauna y maravillosas puestas del sol. La Cueva del Amor y la Isla de los Pájaros son algunos de los atractivos que se pueden conocer a partir de esta localidad, muy próxima de Same, ya a unos 30 km de Esmeraldas y cuya bella vegetación, compuesta por palmeras y cocoteros, hacen del lugar un sitio formidable para el veraneo. Buenos restaurantes y hoteles completan la oferta.

Mucho más cerca de Esmeraldas, a solo 10 km, está Las Palmas, con su arena blanca y su mar tranquilo, y cuya orla dispone igualmente de una buena infraestructura. Deportes como la pesca, esquí acuático, windsurf y kitesurf son muy practicados en esta playa. A 26 km de la capital esmeraldeña, se ubica Tonsupa, donde están asentados hoteles y posadas de diferente categoría y en la cual se puede disfrutar de la exquisita culinaria local, así como aventurarse en el buceo o simplemente relajarse en un ambiente muy tranquilo.

En Río Verde, al norte, águas cálidas, sol durante casi todo el año y olas suaves esperan al turista, que se encuentra con un terreno rico en vegetación y vida animal, además de la posibilidad de practicar deportes náuticos y pesca deportiva. Por otra parte, la playa de Mompiche tiene arena oscura y un fuerte oleaje, algo que atrae a los amantes del surf. Deportes de aventura, paseos de barco y la degustación de langostas, cangrejos y diferentes mariscos hacen parte de la oferta de este lugar.

Tanto en el litoral como adentrándose a la parte más selvática de la provincia, Esmeraldas es poseedora de una belleza sin par en Ecuador y por ese motivo cada año gana mayor reputación entre turistas nacionales y extranjeros. Es un sitio para considerar si lo que se busca es descansar y divertirse en playas tranquilas o conocer los hermosos paisajes de un lugar tropical y aún no tan explorado.

Fotos: Súa, por Andrea Guerra; y Atacames, por Danny Ayala e Iván Camilo Agudelo (todas en Flickr)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave A Response

* Denotes Required Field