MANAGUA, UNA CIUDAD LLENA DE ATRACTIVOS

Managua es la capital de Nicaragua y también el principal destino turístico de este país centroamericano, que está ubicado entre Costa Rica y Honduras. Se trata de un sitio con lindos atractivos para el visitante, y que además es el punto de partida para un recorrido que puede incluir los fantásticos alrededores de esta urbe, los cuales incluyen imponentes volcanes, hermosos lagos y bellos paisajes.

Considerada  una de las capitales más cálidas de Centroamérica, la ciudad puede registrar en el día unos 35ºC, y casi 40ºC en verano, mientras que por la noche la temperatura no desciende demasiado, resultando bastante agradable. Ubicada próxima al mar (algunos municipios  de su región metropolitana son costeros) y en la orilla sur del Lago de Managua, tiene una altura media de aproximadamente 56 msnm. Las lluvias suelen caer de mayo a diciembre, con una notable sequía en los demás meses del año.

El Lago de Managua, o Xolotlán, es uno de los principales atractivos de la capital, aunque suele ser más interesante al dirigirse al norte, donde sus aguas son más limpias y proporcionan una linda vista. Se puede visitar el Volcán Momotombo, apto para el turismo de aventura, y la Isla Momotombito; en Managua, la opción es pasear en botes desde el Malecón hasta San Francisco Libre, pasando por la Isla del Amor. Una gran infraestructura, que consta por ejemplo de la Concha Acústica, donde se realizan espectáculos y eventos, y del bonito Puerto Salvador Allende, es encontrada en el lugar.

Pero además del lago, otras cuatro lagunas son encontradas en Managua: Tiscapa, la más céntrica de todas y que ofrece un hermoso panorama para el visitante desde su mirador, uno de los tantos existentes en la ciudad; Asososca, que puede ser vista desde el Parque Las Piedrecitas; Nejapa, que cuenta con varios restaurantes en su alrededor; y Acahualinca, que no es apta para los bañistas, pero que está próxima de las huellas de mismo nombre, que constituyen importantes vestigios prehistóricos de animales y del ser humano.

En la región central, hay que visitar la Catedral Metropolitana Inmaculada Concepción de María y también la Antigua Catedral de Managua, cuyas ruinas aún permiten ver la notable belleza de esta construcción, parcialmente destruida en el terremoto de 1972. Otros importantes edificios son el imponente Teatro Nacional Rubén Darío, que homenajea con su nombre al más famoso poeta nicaragüense, el Palacio de la Cultura, en estilo neoclásico, y el lindísimo Palacio Nacional, que incluye museo, biblioteca y archivos.

Para quienes estén dispuestos a disfrutar de la vida nocturna y de la diversión durante el día, es una buena noticia saber que Managua dispone de una excelente infraestructura para el entretenimiento, una de las mejores de toda Centroamérica. Muchos bares, restaurantes, discotecas y parques están disponibles y aseguran el esparcimiento. Asimismo, importantes galerías y centros comerciales atienden a los interesados en hacer compras; los que quieran llevarse recuerdos del país deben visitar el Mercado Roberto Huembes, repleto de productos de todo tipo y artesanías locales hechas en materiales tan diferentes como el hierro, la madera, el cuero y el barro.

El turista que diponga de más tiempo no debe dudar en conocer sitios cercanos a la capital, como por ejemplo la costa del Pacífico, que tiene playas como las de San Rafael del Sur; también municipios vecinos, como El Crucero, Mateare, San Francisco Libre y Tipitapa; y el deslumbrante Lago de Nicaragua, o Cocibolca, uno de los sitios turísticos más hermosos del continente.

Foto: Mirador Catarina, por Hector García; Vieja Catedral, por Tomás Badia; Palacio Nacional, por Jorge Mejía; y Laguna de Tiscapa, por Byron Stuart  (todas en Flickr)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave A Response

* Denotes Required Field