ARACAJU, LA CIUDAD DE TODOS

Capital del pequeño pero hermoso estado de Sergipe, en Brasil, Aracaju es un lugar precioso del nordeste de ese país, combinando el progreso y modernización de las últimas décadas con el encanto de una ciudad que todavía no es considerada grande.  Se trata de un sitio de playas bellísimas, que reserva además muchos atractivos a los turistas.

De clima cálido y húmedo, Aracaju tiene lluvias frecuentes en el periodo comprendido de marzo a agosto, por lo que la mejor época para visitarla es de septiembre a febrero. De cualquier manera, la ciudad presenta temperaturas agradables la mayor parte del tiempo, ya que la mínima temperatura registrada fue de 15ºC, y la máxima de 36ºC.

Con 62 km de ciclovías, Aracaju es considerada una de las mejores capitales de Brasil para vivir, ya que frecuentemente es señalada como la de menor desigualdad en el nordeste brasileño y la de menor número de fumadores en todo el país. Tanto es así que es denominada como la “Ciudad de la Calidad de Vida”.

El río Sergipe, que separa Aracaju del municipio vecino Barra de los Coqueros, es el principal curso de agua del estado y en sus márgenes se concentra la mayor parte de la población de la capital. El puente Constructor Juan Alves, que conecta ambas ciudades, es uno de los mayores del país, con 1.800 m, y se ha convertido en una famosa tarjeta postal aracajuense.

En la costa, la Orla de Atalaya puede ser señalada como la principal playa de la ciudad, con 6 km de extensión, lagos, áreas para deportes y una buena infraestructura de hoteles y restaurantes, algunos de ellos con exquisitos platos típicos de la región, especialmente en el sector conocido como Pasarela de los Cangrejos. Otro atractivo es el Oceanario, en el cual se encuentran dieciséis acuarios, siendo cinco de agua dulce y once de agua salada.

El litoral de Aracaju también tiene otras playas concurridas, como la Playa del Saco, con coqueros, dunas y aguas cuyo color oscila entre el azul y el verde. A su vez, la Playa del Refugio dispone de muchos kioscos y presenta un mar tranquilo, que atrae a muchos turistas en el verano. Por otra parte, las playas de Abaís y de los Artistas son buscadas por los amantes del surf y de otros deportes, debido a sus olas más fuertes.

La ciudad cuenta además con un centro histórico que alberga muchas casonas, algunas convertidas actualmente en museos y centros culturales. Uno de esos espacios es el Memorial del Sergipe, que guarda un acervo de 6.000 obras representativas de la cultura del estado. Asimismo, el Mercado Municipal Antonio Franco atrae a los visitantes que buscan adquirir artesanías y conocer la culinaria local.

Foto: Marco Antonio Pinto (Flickr)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave A Response

* Denotes Required Field