Viajando con mascotas

Muchas veces, ya sea por gusto o por obligación; debemos salir de viaje con nuestras mascotas. En estos casos es necesario tomar en consideración ciertos aspectos antes de empacar las maletas y tomar a nuestro compañero peludo, ya que al igual que con niños, se requiere tomar unas cuentas previsiones de tal manera que el recorrido transcurra sin ningún tipo de incidentes. En primer lugar, hay que tener en consideración si el traslado es por tierra o aire; además si se trata de un viaje internacional o dentro del mismo país, ya que no aplican las mismas consideraciones por igual.

Viajes por aire

Es indispensable consultar con la aerolínea las condiciones bajo las cuales aceptan mascotas en los vuelos, en principio es fundamental conocer cual es la documentación requerida tanto en el país de salida, tránsito (de aplicar) y destino; estos tramites legales generalmente requieren la verificación con las autoridades sanitarias de cada país, revisión veterinaria y comprobantes de vacunas, además del pago de un arancel. Algunas aerolíneas solo permiten animales en bodega o en vuelos de lunes a viernes, por lo que juega un papel muy importante la información. Si se desea viajar con los animales en cabina, en vuelos con escala y cambios de línea, se requiere la asesoría especializada con el personal de la aerolínea; sobre todo porque existen muchas restricciones en cuanto al peso del animal y características del kennel.

Se recomienda que se vaya acostumbrando a la mascota a permanecer en el kennel con antelación, de manera que no se vea afectado por permanecer en un espacio reducido por largos periodos de tiempo. También se debe tener en cuenta que no se debe alimentar en exceso o dar mucha agua antes del viaje, por lo que se puede hacer un ayuno de unas dos horas aproximadas antes del vuelo, a fin de evitar vómitos u otros incidentes durante el vuelo. Si la mascota es muy enérgica, se pueden dar paseos por las zonas permitidas del aeropuerto de tal manera que se canse duerma durante el trayecto. En casos extremos y siempre bajo indicación del veterinario, se le puede dar un calmante adecuado para su especie.

Viajes por tierra

Los viajes por tierra suelen ser mas sencillos que por aire, siempre y cuando sean en el vehículo familiar, sobre todo si nuestra mascota esta habituada a salidas en el auto. Si es un viaje largo es importante realizar paradas periódicas para que nuestro compañero peludo pueda hacer sus necesidades y se relaje un poco con paseos cortos. En el caso de que se trate de viajes en autobuses o viajes internacionales, si es necesario asesorarse con la línea de transporte, verificar de igual manera las características del kennel y los permisos requeridos.

Consideraciones generales

Nuestras mascotas siempre deben llevar su collar, paseador e identificación, sin importar el medio de transporte. En caso de que sea un destino desconocido, es importante llevar de su alimento regular, la cantidad suficiente para nuestro tiempo de permanencia, y en caso de que sean temporadas muy amplias, ir mezclando el alimento para que se pueda acostumbrar a la nueva dieta sin que le haga daño. También se puede llevar la cama en la que duerme si es posible, para que no se sienta extraño en el nuevo destino y pueda dormir con mayor facilidad.

¿Has tenido algún viaje con tus mascotas y quieres compartir tus anécdotas con nosotros? ¿Qué ha sido lo más difícil o divertido que te ha pasado? ¿Qué recomendación tienes para los que quieren viajar con sus mascotas?

Si tienes algún tipo de duda o consulta sobre este tema puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de StockSnap vía Pixabay.com bajo licencia creative commons.

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave A Response

* Denotes Required Field